STREAMEXICO.COM / Líder en Servicio Streaming en México | Amazon quiere adquirir la cadena de salas de cine Landmark
 

Amazon quiere adquirir la cadena de salas de cine Landmark

Amazon quiere adquirir la cadena de salas de cine Landmark

Según varias fuentes, Amazon estaría negociando la compra de la cadena de salas de cine Landmark en Estados Unidos (Pascal Rossignol/Reuters)

Según varias fuentes, Amazon estaría negociando la compra de la cadena de salas de cine Landmark en Estados Unidos (Pascal Rossignol/Reuters)

Amazon.com está en la carrera para adquirir Landmark Theatres, una acción que haría entrar al gigante del comercio electrónico en la industria de las salas de cine convencionales, de acuerdo con personas familiarizadas con las negociaciones.

La compañía está compitiendo con otros pretendientes para adquirir el negocio de Wagner/Cuban Cos, que está respaldado por el multimillonario Mark Cuban y Todd Wagner, de acuerdo con varias fuentes, que pidieron no ser identificadas porque las conversaciones son privadas. Los dueños de la cadena han estado trabajando con el banco de inversiones Stephens Inc. para cerrar una posible venta. Aún no se han tomado decisiones finales y las conversaciones aún podrían desmoronarse.

Entrar en la industria de las salas de cine seguirá la expansión de Amazon en el sector de medios, incluyendo un estudio de cine y televisión y un servicio de música. Con Landmark se obtiene una cadena enfocada en películas independientes y extranjeras con más de 50 salas en 27 mercados y en atractivas ubicaciones como Nueva York, Filadelfia, Chicago, Los Ángeles y San Francisco.

Las salas de Landmark son conocidos por su oferta art-house y algunos lugares de alto nivel incluyen cafeterías y salones, diferenciándolos de la experiencia cinematográfica típica.

“Probablemente supone un movimiento para obtener una distribución más amplia del contenido de la película”, apuntó Leo Kulp, analista de RBC Capital Markets. “Netflix había sido discutido como comprador potencial de Landmark por una razón similar“.

Amazon, con sede en Seattle, no quiso hacer ningún comentario. Los portavoces de Landmark tampoco respondieron a las peticiones de declaraciones.

Aunque el precio de la adquisición de Landmark probablemente sería pequeño, sería una nueva incursión significativa de Amazon en el mundo físico. El año pasado, el minorista en línea sorprendió a la industria de supermercados al comprar Whole Foods por USD 13.7 mil millones, posicionando la cadena de alimentos orgánicos en medio de una campaña para vender más productos.

La compañía de comercio electrónico ya gasta miles de millones cada año en películas y programas de televisión, lo que, según fuentes de la compañía, ayuda a atraer a los compradores a unirse a su plan de suscripción Prime y hace que los miembros existentes tengan más probabilidades para renovar su plan.

Amazon, fundado como una plataforma de venta de libros, interrumpió previamente en esa industria dando a los autores una alternativa a las grandes editoriales, eliminando a un intermediario entre los lectores y los artistas. Abrió su primera librería física en 2015 en Seattle y ahora tiene casi 20 en todo el país.

Previamente, Estados Unidos ha prohibido que los estudios cinematográficos estén impulsados por la industria de las salas de cine. Pero el gobierno puntualizó a principios de agosto que estaba considerando poner fin a esa postura que durante 70 años ha evitado una integración vertical de estudios y salas de cine. El llamado decreto supremo puede haber evitado que las películas más pequeñas tengan una distribución más amplia.

Es muy posible que el decreto Paramount se anule“, afirmó David Miller, analista de Imperial Capital. “Será interesante ver si Amazon podría ser el primero en adoptar las nuevas reglas”.

Cuba y Wagner también son propietarios de Magnolia Pictures, la productora 2929 Productions y las cadenas AXS TV y HDNet Movies. Cuban, un hombre de 60 años que también aparece en el reality-show Shark Tank, aseguró a The Hollywood Reporterque contrató a un analista financiero para evaluar ofertas, pero dijo que en ese momento “no tenía prisa por vender”.

Los operadores de salas de cine habían estado bajo presión en los últimos años debido a que la popularidad de Netflix y otros servicios de transmisión alimentaban los temores de que el público estuviera menos dispuesto a salir al cine.

“Yo diría que esto es un signo de buena salud para la industria“, apostilló Miller.

[infobae.com]