Uganda aplicará el impuesto por usar WhatsApp y Facebook a partir de julio

Uganda aplicará el impuesto por usar WhatsApp y Facebook a partir de julio

Uganda bandera

El uso de las redes sociales cobra tanta importancia en el día a día de una sociedad que muchas instituciones pretender regular su uso o el comportamiento de sus ciudadanos hacia ellas. Es el caso de Uganda, país en donde el parlamento ha aprobado una ley que grava impuestos a quienes usen plataformas de mensajería online.

El presidente ya prohibió el acceso a redes sociales durante las elecciones de 2016 para evitar la “difusión de mentiras”

De este modo, los ugandeses que empleen Facebook, WhatsApp, Twitter o Viber se verán expuestos a una multa de 200 chelines ugandeses, el equivalente a cuatro céntimos de euro. El motivo principal es el uso que los ciudadanos le dan a estas apps: según el presidente Yoweri Museveni, fomentan el cotilleo y los chismes.

La ley de impuestos especiales entrará en vigor el próximo uno de julio, pero aún existen dudas sobre su efectividad y cómo el gobierno va a registrar el uso que sus ciudadanos hagan de Internet.

Actualmente, de los 23,6 millones de usuarios ugandeses con móvil, solo 17 millones cuentan con acceso a Internet desde él, según Reuters. También se aplicarán tasas, bajo esta nueva normativa, al valor total de las transacciones vía móvil.

Lo cierto es que el país tiene una gran deuda pública y esta medida parece velar más por la recaudación que por desterrar el cotilleo de Uganda.

No obstante, la ley ha abierto un nuevo debate en el país, dado que muchos han interpretado la acción como un intento de control de la red. El presidente Museveni, entre críticas por recortar la libertad de expresión, mantiene la versión de que Internet fomenta la educación y ayuda a la investigación.

Ya en 2016 Museveni intervino el acceso a las principales redes sociales durante su campaña electoral para evitar la “dispersión de mentiras”, y no es el único dirigente en África en abogar por el control de la red.

Kenia, por su parte, ha aprobado una nueva ley sobre cibercrimen que lo considera así incluso cuando la información sea simplemente errónea, y Tanzania pretende también regular la actividad de los blogueros.

[trecebits.com]